martes, 15 de septiembre de 2015

Almacenamiento en la Nube. Hosting

¿Qué es la nube?

El concepto informático nube se refiere al almacenamiento de datos en ubicaciones accesibles desde cualquier lugar del mundo a través de Internet. Es un servicio ampliamente extendido en la sociedad, tanto que cualquier aplicación móvil o servicio web que utilicemos tiene un almacén de nuestros datos. Por eso es posible que podamos acceder a ellos siempre que queramos y desde cualquier dispositivo conectado a Internet.


Un ejemplo sencillo para entender este concepto es el acceso a cualquier plataforma virtual a través de usuario/contraseña. Evidentemente, los datos de usuario/contraseña que introducimos en el dispositivo cuando queremos acceder al servicio, se envían a través de Internet a un servidor (en el que están nuestros datos almacenados) para proceder a validar si son correctos o no. Por lo tanto, de igual modo que se almacenan esas credenciales, se pueden almacenar el resto de datos relativos a nuestro uso de la plataforma.



¿Dónde están mis datos?

El almacenamiento de datos común con el que la mayoría de la gente está habituada a trabajar son las típicas estructuras de carpetas con archivos, derivadas de su uso en Sistemas Operativos que utilizan Sistemas de Ficheros. Sin embargo, también existen las Bases de Datos que almacenan grandes cantidades de datos en estructuras específicas para optimizar el acceso a los datos.

En la nube existen todo tipo de almacenamientos, pero lo importante es tener claro dónde están nuestros datos. Las plataformas de hosting (servicios en la nube) son servidores y datacenters que se encargan de gestionar el almacenamiento de los datos en discos duros de forma masiva. Para ello están diseñados de tal forma que ofrecen una alta velocidad de acceso, persistencia, seguridad, etc. Simplificando el caso, podemos entender que accedemos a los datos de igual forma que podemos acceder en nuestro ordenador personal, pero en este caso a través de Internet ya que están ubicados en dispositivos diferentes (de forma similar que conectamos cualquier dispositivo por USB por ejemplo).



Precio de almacenamiento o hosting

De todos es sabido que el almacenamiento de datos en la actualidad es algo costoso y cada vez más cotizado, ya que el volumen a nivel global que se almacena crece día a día de forma exponencial. Derivado de este hecho, el servicio de hosting adquiere un precio que consta por una parte del propio almacenamiento digital (coste de servidores o datacenters, a menudo caros), y por otra del espacio físico que requieren los sistemas informáticos de almacenamiento (coste del bien inmueble donde se ubican los datacenters). En este punto, es importante diferenciar las diversas metodologías de hosting existentes en la actualidad.

  • Por un lado, existe el hosting propio. Es decir, la empresa que ofrece un servicio en la nube utiliza sus propios medios de almacenamiento. Utiliza sus propias instalaciones y departamentos para ubicar los servidores o datacenters necesarios, por lo que al tenerlos en propiedad los gastos mensuales son menores (la inversión costosa se produce en el momento de la adquisición de los equipos e instalaciones).
  • Por otro lado tenemos el hosting de alquiler. Existen empresas que se dedican exclusivamente a mantener instalaciones repletas de datacenters con una capacidad de almacenamiento muy alta. La ocupación de tales sistemas de información no es propia, sino que alquilan el servicio de hosting u hospedaje a clientes. Se produce entonces una economía de servicios y el propietario cobra a los clientes que requieran espacio según sus cuotas de ocupación, prestaciones de seguridad, acceso(velocidad, cantidad, ...), etc. Estos sistemas son muy populares sobre todo cuando se trata de hosting web, es decir, una persona quiere crear una página web que esté online las 24 horas al día, y la empresa de hosting le ofrece dicho almacenamiento y disponibilidad a cambio de una cuota de alquiler. También son muy extendidos los hosting de datos, plataformas para aplicaciones móviles, etc.


Pero entonces, ¿por qué existen multitud de plataformas en la nube gratuitas para un usuario convencional, teniendo en cuenta el coste de almacenamiento que conllevan? Ejemplos claros de esta metodología son Google, Dropbox, apps móviles gratuitas,... que nos ofrecen servicios en la nube sin pagar nada a cambio. Estas empresas realizan dicha inversión esperando una recompensa a menudo por la publicidad de sus plataformas o simplemente por el comercio de los datos (se compran/venden datos, por ejemplo direcciones de e-mail, para fines específicos). Es impactante pensar la cantidad de dinero que mueve este sector observando la gran inversión que se realiza y el gran beneficio que obtienen las empresas por ello.

5 comentarios:

  1. Buena información yo que soy inmigrante de tecnología, pues me fue útil para enriquecer mi conocimiento acerca de la nube.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes.
    Exelente información para lo que no entienden lo de la NUBE

    ResponderEliminar
  3. Excelente artículo. Yo agregaría que entre algunos de los servicios en internet más destacados para almacenar contenido en la nube están Dropbox, Google Drive, Skydrive, Box y Mega. Yo particularmente uso los dos primeros y hasta el momento he tenido una experiencia muy positiva. Un saludo!

    ResponderEliminar