jueves, 25 de septiembre de 2014

Archivos .ISO

Te vas a descargar un programa, y lo que te encuentras es un archivo con extensión .iso, ¿qué hacer?

La diferencia de un archivo .iso a un archivo .exe (un programa ejecutable normalmente en tu ordenador) es que el archivo .iso está preparado para que sea grabado en un CD o DVD. Pero... ¿por qué no se abre el programa directamente? Precisamente por eso amigos, porque este archivo no está preparado para ser ejecutado por sí mismo.

Pongamos un ejemplo: si una imagen rectangular, la tenemos que cortar en finas tiras para hacer una cadena larga con esas tiras, no podremos observar la imagen como tal, sin embargo, si cogemos esas tiras y las vamos pegando unas debajo de otras, la imagen tendrá sentido.



Eso mismo pasa con los archivos .iso, sólo pueden ser interpretados si los grabamos en un CD o DVD mediante un programa especial de grabación de estos archivos.

Programas de grabación podemos encontrarlos en Internet fácilmente, y lo que tendremos que hacer será "grabar" o "quemar" (es una palabra usada no con sentido de fuego) ese archivo en el CD o DVD. Elegiremos un soporte físico u otro dependiendo el tamaño del archivo .iso (700 Mb de límite para el CD, 4.37 Gb de límite para el DVD).



Por lo tanto, el programa que queremos ejecutar (que acabamos de grabar en el CD o DVD), lo podremos ejecutar introduciendo el soporte físico en la unidad de disco de nuestro ordenador.

Resumen:
-Descargar archivo .iso
-Grabar el archivo .iso en un CD o DVD
-Insertar el CD o DVD en la unidad de disco
-Ejecutar el programa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada